JUAN LORENZO DE OSTOLAZA, AZKOITIKOA

“Dijo que María Magdalena de Ostolaza su hermana, a últimos del mes de Abril próximo dijo al deponente que por carnestolendas de este año oyó a Manuel de Irigoyen, alias Chaldaco el mayor, que había de haber Machinada en dicha villa de Azcoitia, y refina de medidas y otras cosas, porque no se hacía caso por los Caballeros de ella. Que la mañana del día lunes catorce de dicho mes de Abril, y a cosa de las once horas, el deponente vió que alguna gente juntada se dirigió hacia la ermita de San Sebastián de dicha villa, y con el motivo de ser actual Regidor de ella, deseoso de informarse de lo que ocurría, pasó al paraje y los halló en el a Francisco de Oronoz, alias Garagorri, y a Juan Ignacio de Beterbide, herrero, y a este último con escopeta en las manos, y a buen rato acudió también Ignacio Jacinto de Oronoz, hijo de dicho Francisco, y díchole a este que es lo que traían le respondió que toda la mañana anduvo no pudiendo aquietar y sosegar aquella gente, que sin duda eran dicho Bereterbide, Matheo de Garate y Antonio de Irigoyen, que vinieron con unos jumentos cargados de granos, que habiéndolos alcanzado yendo para Elgoibar, cerca de la herrería de Egurbide los hicieron retroceder”

“(A eso de las ocho de la tarde del día catorce)… y después que llamaron a rebato salió el deponente de dicha casa y se dirigió hacia las puertas de la Iglesia de dicha villa donde vió un tropel de gente como de cien personas que a buen rato se aumento y conoció entre ellas inicialmente a Ignacio de Basterrechea, hijo de Sancaluce, que sobresalía en voces y gritería, y observó que juntada la gente, y viniendo para esta vila tres o cuatro personas, y entre ellas conoció al hijo de Chagure menor en cuerpo, vecino de esta villa, que forzaban la puerta de la calle de la casa del Señor Alcalde Josseph de Olano, y el deponente les reprendió por el hecho, y les dijo que aquella era la puerta de la casa del Señor Alcalde, y que dejando la empresa siguiesen a la siguiente, y lo hicieron así. Que el día siguiente martes, a resultas la Capitular del antecendente ejecutada con la Justicia sobre dicha villa, vió en ella cómo se recogieron varias medidas y fueron (según oyó decir) pedazadas, y en esta faena anduvieron Antonio de Irigoyen, Juan Ignacio de Bereterbide y otros que al presente no recuerda. Que a breves días Juan Baptista de Urreta, vecino de dicha villa y preso le hizo cargo al deponente porque se daba a la azumbre de vino el precio de veinte y cuatro cuartos, habiendo quitado el cuarto de sisa que se exigía para la casa de la misericordia, y no pudo el deponente dar razón de otra cosa”

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s