AGUSTIN DE ITURZAETA, MERIO AZKOITIAN

“Al mediodía hallándose el deponente trabajando en la Casa Concejil de dicha villa vio que en la plaza de ella había bulla y gritería, y que estaban en ella dos jumentos cargados de granos, y le fue ordenado por el señor vicario de dicha villa llevase dichos jumentos a la casa de Leturiondo, lo que ejecutó  ayudado con Juan de Azpiazu, su compañero Alguacil.

Que la noche de dicho día y a cosa de las nueve horas batieron la puerta de dicha casa con una piedra como de tres arrobas, y a vista de insistían las gentes que concurrieron a fin de que se abriese dicha puerta bajó dicho Azpiazu, y en efecto la abrió, y se introdujeron en dicha Casa, y entonces los conoció a Ignacio de Basterrechea, hijo de Sancaluce; Manuel de Irigoyen; Thomas de Bastida, al parecer del deponente de oficio carpintero, que vive en el barrio de Loyola, los cuales habiendo subido arriba echaron mano de las armas que existían en la Casa Concejil, y antes de salir de ella con buen modo los detuvieron Don Ignacio de Furundarena y don Xavier de Urvieta, presbíteros, y el deponente por haber salido los susos desde otra casa, quedó en ella y no vio otra cosa”

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s