LUR JABE HANDIAK, ERRENTAK ETA ALEA NON PILATZEN ZEN

Los sucesivos matrimonios entre familias locales fueron la causa principal de la concentración de la propiedad, inmovilizada en las familias por la institución del vínculo o mayorazgo que prohibía la venta y salida de los bienes vinculados. Con esta traba legal, impidiendo el libre juego entre las clases sociales, eran escasas las posibilidades de los inquilinos de convertirse en propietarios de las tierras que cultivaban (1).

El arrendamiento se hacía por contratos escritos, por tiempo que oscilaba entre seis y doce años, y el cambio de inquilinos era mucho más frecuente que ahora. En el siglo XVIII había desaparecido la aparcería del ganado a media ganancia, que se practicaba en los siglos anteriores entre propietario e inquilino del caserío, sustituyéndose los derechos del amo por un aumento en la renta del trigo y maíz. Buena parte de los granos producidos en el territorio venían a parar a los graneros de los propietarios, detalle que es preciso recordar como una de las causas de la animosidad del elemento popular contra la clase superior, en la época de la carestía de granos que dió origen a la machinada.

(1) Aunque sean de una época posterior, juzgamos de interés los datos de un estado territorial de rentas de los propietarios en jurisdicción de Azpeitia el año 1815. La renta total ascendía a 293.366 reales reuniendo entre nueve propietarios una renta de 121.390 rs. Estos eran:

Duque de Granada, Mayorazgo de Loyola…30.254 reales.

Marqués de Narros…21.712 reales

Francisco de Emparan…13.294 reales

Miguel María de Altuna Portu…12.707 reales

Javier de Basazabal…16.653 reales

Juan Bautista de Alzaga… 10.318 reales

Miguel Maria de Alcibar…8.360 reales

Trino Porcel… 7.676 reales

Agustin María de Altuna…6.356 reales

Entre veintiún propietarios, incluidos los anteriores, con renta de más de 3.000 reales sumaban 171.842 reales. Hay catorce propietarios más, que tienen una renta superior a dos mil reales e inferior a tres mil, y con los veintiún anteriores, o sea en total treinta y cuatro propietarios suman 203.646 reales.

(Ildefonso Gurrutxaga, “La machinada del año 1766 en Azpeitia”, Yakintza 5, 1933)

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s