JESUITAK ATXILOKETEN KONTRA

“En los días sucesivos, el Comandante Arriola anduvo por Régil y Urrestilla a la caza de los implicados en la revuelta.

Y el 28 de abril escribió a la Ciudad, quejándose del recurso interpuesto por los jesuitas de Loyola a consecuencia de haber hecho presoso algunos matxinos en la plazuela del Colegio. Los jesuitas sostenían que la plazuela era un lugar sagrado; y la oligarquía que no. El episodio merece consignarse, porque en vísperas de su expulsión, los jesuítas mantenían frente a la oligarquía una postura, cuyas raíces tal vez se puedan encontrar en los variados sentimientos que expresan las obras de los PP Larrameni y Calatayud”

(Alfonso de Otazu, La burguesía revolucionaria vasca a fines del siglo XVIII, Txertoa, 1982)

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s