INTERBENTZIONISMOA ETA PROTEKZIONISMOA

El siglo XVIII fué de grandes transformaciones en el campo de las ideas políticas y económicas.

Anteriormente, la política económica y de abasto, trasladada ahora al Estado, era primariamente función de los municipios, y de la provincia como federación o hermandad de villas. Siguiendo el sistema de intervencionismo y protección local, cuidaba de las pesas y medidas, tasaba las mercancias, fomentaba la producción local, velaba porque el mercado estuviera abastecido, prohibiendo las extracciones mientras no se aseguraba el consumo local, y restringía los intermediarios en el comercio. El fin primordial perseguido era asegurar el abastecimiento y conseguir la mayor baratura de precios mediante las trabas legales. Las Juntas Generales de la provincia tendían a moderar los excesos de este proteccionismo local, aplicando una política basada en el interés provincial. El país, por libertad establecida en el Fuero, gozaba de la exención de Aduanas, y de facilidades de comercio con el extranjero, y unido a lo anterior alcanzó la fama de país barato que gozó en los siglos XVI y XVII.

Pero en la época que estudiamos empezaban a correr por Europa los principios de libertad predicada por los teóricos individualistas predecesores de la Revolución Francesa, que tomando por base la doctrina de los derechos naturales, proclamaban el principio de que el individuo debía ejercer su actividad económica con la menor ingerencia posible del Estado y organismos públicos. La escuela fisiocrática mantenedora de esta tendencia sostenía que el bienestar privado y de la comunidad depende del libre juego del propio interés individual, exento de toda traba impuesta por el comercio y la industria. Y así como en el periodo anterior el mercantilismo había producido la protección legal de la industria y el comercio, vino por reacción el interes por la agricultura como base de producción, defendiendo la desaparición de trabas.

(Ildefonso Gurrutxaga, “La machinada del año 1766 en Azpeitia”, Yakintza 5, 1933)

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s